VIDEOS MARXISTAS, MATERIALISMO HISTORICO, DIALECTICA, SOCIALISMO CIENTÍFICO. FILOSOFÍA MARXISTA
PREGUNTAS AL MATERIALISMO HISTORICO
Hª DE LA DIALECTICA Y LA FILOSOFÍA
IMPERIALISMO, FASE SUPERIOR DEL CAPITALISMO

jueves, 9 de abril de 2015

LA ECONOMÍA SOCIALISTA “DE MERCADO”: EL MODELO CHINO (por Qi Linfa*)

MAO TSE TUNG EN MOSCÚ (1949) JUNTO A JOSEF STALIN
Desde 1978 (e incluso antes), se desarrolló una pugna ideológica entre la URSS y China sobre la pureza respectiva en el camino hacia la construcción de un estado comunista.
Aquellas batallas verbales provocaron escisiones decisivas entre sus respectivos Partidos Comunistas y, lógicamente, en el devenir de ambas potencias. Maoístas y prosoviéticos chocaban frontalmente, pero el tiempo cura todas las heridas.
Moscú y Beijing, en 2015, mantienen unos lazos más estrechos y firmes que nunca, ante el peligro global que entraña la política del gobierno de los EE.UU. de Norteamérica.

MAO CON NIKITA KRUSCHEV EN 1958. NO FUE UNA GRATA VISITA, A PESAR DE LAS SONRISAS. A PARTIR DE ESE AÑO COMENZÓ EL ENFRIAMIENTO DE LAS RELACIONES ENTRE PEKIN Y MOSCÚ
El nexo chino-ruso recibió la respuesta occidental con el pacto entre Washington y Bruselas, cuya guinda se alza en la tarta envenenada del TTIP.
Resulta en extremo significativo que 25 años después de la “caída” (más bien derribo) del Muro de Berlín y la traición de Gorbachov a los más elementales principios del marxismo, China optara por una senda a la que llama “socialismo de mercado” y hoy se haya convertido en la primera potencia económica del mundo.
El profesor Linfa explica esa vertiente económica, en un análisis que considero excelente en su contexto general, cuyo link dejo al final de la entrada.

ECONOMIA SOCIAL DE MERCADO
EL MINISTRO DE ECONOMÍA LUDWIG ERHARD (QUE EN 1963 SE CONVERTIRÍA EN CANCILLER) RECHAZABA LAS “RADICALIDADES” DEL SOCIALISMO Y EL CAPITALISMO
Este apelativo tiene una de sus raíces en la concepción de economía social de mercado de Ludwig Erhard, quien fuera ministro de economía de Alemania durante el largo período 1948-1963.
La economía social de mercado de Erhard “rechazó de raíz el colectivismo y la planificación estatal no conforme con el mercado libre”, o mejor dicho, con las tendencias de la economía internacional de mercado, pero también “partió de un rechazo igualmente firme del laissez fairedel liberalismo clásico”.
En resumen, podría decirse que esta doctrina de Erhard rechazaba abiertamente aquellos puntos de las doctrinas socialista y capitalista que, representando posturas extremas o demasiado recalcitrantes (por no llamarles pragmáticas), pudieran obstaculizar la libre competencia comercial o favorecer de manera desigual a alguna de las partes involucradas en este proceso.
Así, “la política de la Economía Social de Mercado” se inspira “en la idea de armonizar, sobre la base de una economía de libre competencia, la libertad personal con un creciente bienestar y seguridad social, reconciliando a los pueblos mediante una política de aperturismo mundial”.

LA VERSIÓN CHINA DE LA ECONOMÍA SOCIAL DE MERCADO HA SUPUESTO QUE HASTA EL FMI RECONOZCA QUE EE.UU. YA NO ES LA 1ª POTENCIA MUNDIAL
Evidentemente, esta noción surgió en el máximo punto de la Guerra Fría y la bipolaridad Este-Oeste, y las desigualdades sociales no habían llegado a un punto tan alto como en la actual era de la globalización.
“Con la caída de la Unión Soviética y la reorientación de los mecanismos de crecimiento económico en China y otras sociedades comunistas supervivientes, existe una economía capitalista mundial en un sentido más completo que nunca”, con las consecuentes desigualdades a que se hacía referencia antes.

LA POBREZA GOLPEA CON FUERZA A MILLONES DE PERSONAS, MIENTRAS LAS DIFERENCIAS SALARIALES AUMENTAN.
Véase así: la desigualdad en el seno de las sociedades (tanto las industrializadas como las que están en vías de desarrollo) ha aumentado, cosa que también ya se mencionó, pero creciendo de manera alarmante el número de pobres y gente sumida en la miseria más extrema y desoladora.
En fin, que China ha tenido que adaptarse a la economía de mercado pero sin descuidar sus funciones sociales esenciales en las que se funda su política de Estado, a fin de evitar que su pueblo caiga en esa terrible miseria.
Definitivamente, “los aspectos destructivos del crecimiento económico ilimitado son tan omnipresentes y visibles que ningún estado ni corporación industrial puede ignorarlos”.
“Marx percibió el capitalismo como un monstruo, una manera irracional de conducir el mundo que supedita la satisfacción de las necesidades humanas al mercado”, y ello es lo que dio origen a la noción de economía social del mercado, precisamente para aliviar un poco la tensión de estas desigualdades.
En diferentes análisis acerca del socialismo puro

EL PARTIDO COMUNISTA CHINO DECIDIÓ IMPLEMENTAR UN MODELO EN EL QUE, SIN MODIFICAR SU SISTEMA POLÍTICO NI SU RÉGIMEN DE GOBIERNO, PUDIERA ACTUAR DENTRO DEL ÁMBITO INTERNACIONAL DE LIBRE MERCADO
Anthony Giddens, Director de la London School of Economics and Political Science, y David Schweickart, investigador de la Loyola University of Chicago, “consideran que el socialismo de Estado conforma un modelo de gestión de las empresas económicamente inefectivo y políticamente autoritario” y que “las decisiones económicas en un sistema complejo y mundial no pueden ya ser subordinadas efectivamente a una planificación centralizada”.
Así, “el Partido Comunista de China decidió implementar un modelo en el que, sin modificar su sistema político ni su régimen de gobierno, pudiera actuar dentro del ámbito internacional de libre mercado, con la regulación del Estado pero sin su intervención directa, permitiendo de ese modo el intercambio comercial con otros países y fomentando la inversión extranjera y el consumo en su mercado interno”, a la vez que cuidando el bienestar del pueblo chino.

*Qi Linfa es Consejero Económico y Comercial de la Embajada de la República Popular China en Chile

0 comentarios:

Publicar un comentario