VIDEOS MARXISTAS, MATERIALISMO HISTORICO, DIALECTICA, SOCIALISMO CIENTÍFICO. FILOSOFÍA MARXISTA
PREGUNTAS AL MATERIALISMO HISTORICO
Hª DE LA DIALECTICA Y LA FILOSOFÍA
IMPERIALISMO, FASE SUPERIOR DEL CAPITALISMO

domingo, 28 de junio de 2015

El fiscal de Cuenca acusado de complicidad con el delito

El periodista Tomas F. Ruiz ha presentado denuncia ante el Consejo General del Poder Judicial contra el fiscal jefe de Cuenca, Ilmo. José Ernesto Fernández Pinos, al que acusa de negligencia en sus funciones por no actuar contra el delito que le fue notificado. “Más allá de la acreditada negligencia -ha declarado el periodista autor de la denuncia-, el fiscal jefe de Cuenca ha cometido prevaricación y presunta complicidad con el delito, ya que fue informado con pruebas documentales de que un directivo de Caja Madrid había cometido falsificación de documentos bancarios y no actuó como la ley le obliga a hacerlo desde su cargo”.

Falsificación de documentos bancarios
Los hechos se remontan al año 2005, cuando el periodista denunció ante los juzgados de Cuenca el caso de falsificación bancaria que había sufrido por parte del director de Caja Madrid en Cuenca (hoy Bankia), Leovigildo López Gabaldón. El periodista presentó pruebas documentales de dicha falsificación –documentos recogidos en la central de Caja Madrid con datos que eran negados por el directivo en varias comunicaciones oficiales, incluso en la misma declaración judicial-, pero los tribunales de Cuenca se negaron a procesar al autor del delito. El procesado y condenado fue el periodista Tomas F. Ruiz, por haber hecho públicos los documentos que probaban la falsificación de datos bancarios cometida por Leovigildo López Gabaldon. La jueza del juzgado de lo Penal de Cuenca, Ilma. Susana Gabriel Rodrigo, lo condenó a pagar una indemnización al autor de la falsificación, el director de Caja Madrid en Cuenca, Leovigildo López Gabaldón. Caso de no satisfacer la indemnización estipulada en la sentencia, la pena comportaba 180 días de cárcel subsidiaria.

Detención ilegal
Tomás F. Ruiz denunció también la detención ilegal de que fue objeto, ya que fue detenido por agentes de la policía nacional que, recibiendo órdenes del director de Caja Madrid Leovigildo López Gabaldón le mantuvieron detenido una noche en el calabozo. Esta denuncia también fue sistemáticamente archivada por todas las instancias judiciales en que se presentó. Ni el inspector de policía que llevó a cabo dichas órdenes, Ignacio Bustamante de Los Cobos, ni sus superiores de la comisaría de Cuenca que colaboraron en la detención ilegal –entre ellos el comisario jefe Ángel Carretero- fueron nunca procesados.

“No he hecho otra cosa que actuar como la ley manda –ha declarado Tomas F. Ruiz-. Otra cosa es que la misma ley no funcione para un directivo de Caja Madrid, permitiéndole falsificar documentos bancarios, y sí deje caer todo su peso sobre la víctima de esa falsificación, como ocurrió en mi caso. Yo fui condenado por hacer públicos los documentos que probaban la falsificación cometida por el director de Caja Madrid en Cuenca, de la que yo había sido víctima, mientras que él ni siquiera fue procesado por el delito que cometió… ¿Esta es la ley que quieren que respetemos?”.

“Sé que el C.G.P.J. no va a tramitar mi denuncia”
El periodista Tomás F. Ruiz es consciente de que su denuncia va a ser archivada automáticamente por los magistrados del C.G.P.J., pero considera que cumplirá la función de quedar registrada en los archivos judiciales para que, en un futuro no tan lejano como muchos creen, estas denuncias salgan de nuevo a la luz y los jueces infractores sean entonces juzgados. “Es muy importante que desde ahora comencemos a poner a los jueces y fiscales españoles en su sitio. Hasta ahora, han gozado de una impunidad absoluta para cometer todo tipo de inmoralidades, con las que han denigrado el buen nombre de la Justicia. Por supuesto que sé que el C.G.P.J. no va a tramitar mi denuncia. Este órgano disciplinario, del que la ley dice que está para vigilar el correcto funcionamiento de los tribunales, solamente actúa cuando se trata de proteger los intereses de la dictadura, como fue el caso del juez Baltasar Garzón en su intento de aplicar la ley de la Memoria Histórica; o cuando el objetivo es proteger a delincuentes de guante blanco, como los auténticos capos de la Trama Gurtel, que nunca serán procesados… Mientras un sistema judicial tan podrido siga vigente en España, un sistema que encarcela jóvenes obreros como Alfonso Fernández y deja libres a sicarios y a mafiosos, no podemos esperar que se haga ningún tipo de Justicia… Pero como todo sistema represivo, éste tiene ya “su mármol y su día”...

Según Tomás F. Ruiz es inevitable que se produzca una profunda remodelación judicial, pues cuando el descreimiento en la Justicia alcanza las cotas que ha alcanzado en España, puede asegurarse que sus jueces, fiscales y magistrados tienen sus días contados. “Más pronto de lo que muchos creen, la situación va a cambiar radicalmente. Entonces, cuando una verdadera justicia vuelva a aplicarse en este país, será el momento de desempolvar las denuncias que hemos presentado… Todos aquellos que ahora actúan ensuciando el nombre de la Justicia porque creen que van a gozar de impunidad para siempre, están muy equivocados. Más pronto de lo que muchos esperan, les llegará la revisión de todos los casos de prevaricación y abierta complicidad con el crimen que ahora están cometiendo… Para eso sirven las denuncias a jueces, magistrados, fiscales y demás sátrapas corruptos que ensucian el concepto de justicia en el Estado español: para que quede constancia de sus delitos y que en el futuro puedan ser procesados”.

0 comentarios:

Publicar un comentario