VIDEOS MARXISTAS, MATERIALISMO HISTORICO, DIALECTICA, SOCIALISMO CIENTÍFICO. FILOSOFÍA MARXISTA
PREGUNTAS AL MATERIALISMO HISTORICO
Hª DE LA DIALECTICA Y LA FILOSOFÍA
IMPERIALISMO, FASE SUPERIOR DEL CAPITALISMO

domingo, 1 de febrero de 2015

Al sol que más calienta. ¿Podemos ser claros o nos resignamos?

No, efectivamente no estuve en el  evento que va a cambiar el signo de los tiempos este pasado sábado, me reconozco pecador!!! Es posible haya hecho lo incorrecto, al perderme tal magno evento convocante de  tantas y tantas voluntades.

Por alguna extraña razón desde hace tiempo no comprendo los movimientos zigzagueantes de la organización convocante, administrando ilusiones de plato en plato, como cualquier predicador de televisión norteamericana, a la espera de engatusar con sus argumentos las conciencias de las gentes de buena voluntad, cambiando el paso de sus promesas a cada instante según convenga, o eludiendo fijar una posición ideológica por mera táctica electoral. Por regla general me distancio de este tipo de histrionismos.

A las cientos de manifestaciones que he asistido siempre han sido convocadas con un lema, un fin, un propósito, unas complicidades abiertas que rebasaban el marco estratégico del interés de una organización en particular. En cada una de ellas se sabía cuál era el motivo por el cual te presentabas en Madrid para decir: “hasta aquí hemos llegado”. Se contaba con cada una de las organizaciones, partidos, mareas, colectivos y asociaciones que durante todo este tiempo nos hemos batido el cobre en verdaderas manifestaciones de protesta contra los ataques del bipartidismo claudicante a la oligarquía reinante de este país.

Lo de ayer fue un ejercicio de onanismo político tendente a cerrar un círculo, nunca mejor dicho, con las voluntades “ciudadanas” consagradas a través de los medios que están siendo responsables de la III Restauración borbónica en este país. Para dicha estrategia le ses necesario contar con un nuevo marco de partidos que reemplacen a los amortizados actualmente, así como renovar la cara al frente de la jefatura del estado, limpia de cualquier tacha anterior.  No querer expresar de manera explícita la necesidad de avanzar por el camino de la consecución de la III República para contraponer el Proceso Constituyente que nos están imponiendo  por intereses  oportunistas de suma de votos, es bajo mi punto de vista traicionar a quienes enarbolaban en ese evento la bandera Republicana.

Mientras,  toda esta operación planificada desde quienes mueven los hilos sigue adelante.  Con sus pautas marcadas, que ya distan mucho de tiempos pretéritos donde contaba mucho más el ejército o la iglesia, como lo fue la denostada “transacción”. Ahora se realizan desde los centros de poder de grandes corporaciones de incidencia en las conciencias y voluntades de las personas para llevarlas por el camino deseado por las élites del poder. No estoy diciendo con ello que haya quien se esté prestando a esa estrategia, lo que digo es que quienes ordenan nuestras vidas están utilizando maquiavélicamente, en una relación, tal vez involuntaria por alguna de las partes pero sí simbiótica esta coyuntura.

Lo que sí es verdad, es que desde hace un tiempo una parte del común de los mortales que nos sentimos agredidos en el estado español, ha bajado los brazos de protesta para abrazar con fervor las soflamas de los platos televisivos con la esperanza de ver cambiar sus vidas a través de una elecciones que bajo mi punto de vista no harán más que entretenernos durante otros cuatro años más y hacernos olvidar quienes son los verdaderos culpables y a la vez  son quienes les  dicen a esos medios de intoxicación por donde deben inducir sus programaciones y mensajes para cautivar la conciencias de las personas de buena voluntad.


Advertidos estamos. Si se continúa con esta línea de dispersión, abandonando las calles, azuzándonos unos a otros siendo todos nosotros  de la misma clase, rompiendo puentes y  sin señalar al responsable de esta hecatombe humana que no es otro que este sistema inhumano con sus organizaciones partidarias de clase instrumentales, conseguiremos que los malos vuelvan a ganar la partida irremediablemente, con la consecuencia de traer la desesperanza, agotamiento y repliegue de quienes no queremos legar esta miseria a las próximas generaciones. Y por supuesto también traerá consigo el ascenso de fuerzas de tendencia fascista y xenófoba como está ocurriendo en toda Europa. 

0 comentarios:

Publicar un comentario