VIDEOS MARXISTAS, MATERIALISMO HISTORICO, DIALECTICA, SOCIALISMO CIENTÍFICO. FILOSOFÍA MARXISTA
PREGUNTAS AL MATERIALISMO HISTORICO
Hª DE LA DIALECTICA Y LA FILOSOFÍA
IMPERIALISMO, FASE SUPERIOR DEL CAPITALISMO

jueves, 29 de octubre de 2015

Renta Básica Universal: ¿Ángel o demonio?

Desde una perspectiva de clase este concepto genera diversas interpretaciones que han de ser resueltas para su posterior entendimiento y decisión. Llamamos R.B.U. a una renta igual, universal y económica percibida del estado a cada uno/una de los oriundos de ese país y con la cual se entendería cubierto un mínimo umbral de sostenimiento económico individual, sin ninguna condición para su concesión.

Muchas han sido las opiniones vertidas acerca de este ingreso, también incorporado al análisis de partidos y movimientos sociales para unos mantenerlo como vía de trabajo posterior  y otros desecharlo por razones múltiples, en el caso de esta postura estaría el partido Podemos, proclive en un primer momento pero reticente al final, apostando por una Renta de Inserción paliadora de injustas situaciones. Por otro lado la de IU que defiende esta propuesta, aunque se muestra partidario de fomentar el “Trabajo Garantizado” para el común de habitantes de este país. La postura del resto de partidos se establece dependiendo de su envergadura, así los sostenedores del Régimen del ´78 la rechazan PP, PSOE, PNV, UPyD, C´s o Convergencia, los minoritarios como Equo o Bildu la apoyarían.

Se han creado ILP´s, mociones en parlamentos, debates mil para desentrañar las virtudes de esta propuesta, aunque lo último que se sabe es que no se llegó a alcanzar la cantidad de firmas necesarias para ser tratado en el Congreso, lo que da idea del interés suscitado en esta coyuntura de crisis estafa provocada por unos pocos, pero inherente a la naturaleza intrínseca de un sistema como el capitalista inhumano, devastador, insolidario y bárbaro.

Pasemos a analizar esta propuesta desde una visión de clase. Parece obligado señalar en primer lugar que al tratarse de una propuesta universal, englobaría a toda persona sin excepción alguna, con lo cual daría lugar a que personas que justamente utilizan los mecanismos de la explotación obtuviesen con este recurso una igualación a quienes sufren esta condición desde el reconocimiento del estado, produciéndose una paradoja.

Por otro lado no se entendería como quien ya obtiene una renta desproporcionada en comparación al resto de personas del estado, se les otorgara un complemento que no serviría más que para señalar lo injusto del procedimiento al día de hoy. Por esta misma regla de tres si nos ajustamos al aserto marxista De cada cual, según sus capacidades; a cada cual según sus necesidades, se colige que siendo una propuesta lineal o idéntica de ingreso para todo aquel/aquella se produciría desigualdades en la aplicación de este método que intenta solucionar esta injusticia, debido a que habría quien no llegaría a tener suficiente ingreso y a quien le sobraría del mismo.  Añadimos para terminar en esta línea de argumentación que, por lo cual no se subsanaría la dicotomía de quien es muy rico, rico porque seguiría siéndolo y quien es pobre, aunque si se le paliaría de alguna manera.

Así con todo, revisados los contras de la propuesta, reconociendo el carácter voluntarioso de la propuesta si hay que incidir en la intención de dotar a la ciudadanía de cierta herramienta de autonomía para deshacerse de la dinámica oprimente del trabajo como modo de insertarse en la sociedad. A día de hoy tal cual está establecida la sociedad de clases resultante del capitalismo se requiere de vías de escape, que deberían ser colectivas para salir de este círculo vicioso que determina el capitalismo. Vías exploradas ya por los clásicos del pensamiento filosófico  como el yerno de K. Marx, Paul Lafargue con el que se unió en esa visión emancipadora y revolucionaria al gran genio de la teoría marxista en su obra “El derecho a la Pereza”, donde expuso con claridad la dualidad de las sociedades capitalistas y la denuncia de la utilización del trabajo como método enajenante para cautivar conciencias explotadas como bien refleja este fragmento de su obra:


“Una extraña locura se ha apoderado de las clases obreras de las naciones donde domina la civilización capitalista. Esta locura trae como resultado las miserias individuales y sociales que, desde hace siglos, torturan a la triste humanidad. Esta locura es el amor al trabajo, la pasión moribunda por el trabajo, llevada hasta el agotamiento de las fuerzas vitales del individuo y de sus hijos.”

0 comentarios:

Publicar un comentario